Reseña Histórica del LAE

Reseña Histórica del LAE


Breve cronología histórica.

En el proyecto diseñado por el gran maestro ocupa un lugar destacado el bosquejar una estrategia para potenciar la expansión económico-social e industrial de la República. Se torna imperiosa, entonces, la necesidad de crear carreras destinadas a la formación de técnicos agrícolas que tornen posible dicho proyecto. El Poder Ejecutivo de la Nación crea, en el año 1870, un Departamento de Agronomía que dependía del Colegio Nacional de Mendoza. Con el correr del tiempo, este Departamento se transformaría en la llamada Quinta Agronómica, nombre con el que todavía hoy es recordada por los mendocinos.

En el año 1939 la por entonces llamada Escuela de Agronomía pasó a depender de la Universidad Nacional de Cuyo, con la denominación de Liceo Agrícola y Enológico “Domingo Faustino Sarmiento”, en homenaje a su ilustre mentor, y fue creado como Instituto de enseñanza secundaria, especializado y orientado a la agricultura y a las industrias regionales, tal como fuera concebido en el primigenio proyecto del ilustre sanjuanino.

Los orígenes de nuestra Institución se remontan al año 1852 y están ligados también al nombre de un agricultor francés llamado Miguel Amado Pouget a quien Sarmiento conoce durante su exilio en Chile. Lo entusiasma para que venga a trabajar a Mendoza pero a su llegada sólo encuentra un poblado a orillas de un zanjón que se dedicaba al cultivo de hortalizas y a la cría de ganado. Todo estaba por hacerse y la labor habría de llevarse adelante en un terreno inhóspito y desértico, a fuerza de sudor y voluntad. Mendoza se transformaría, gracias al impulso de estos pioneros, en una pujante provincia vitivinícola.

Una ley dictada por la Legislatura de Mendoza en 1853 crea la Quinta Normal de Agricultura, cuyo primer director fue Pouget, durante la gobernación de don Pedro Pascual Segura. En el año 1873 el enorme terreno ocupado por la quinta fue cedido al gobierno de la Nación y éste crea un Departamento de Enseñanza Profesional de la Agricultura, según Decreto Nacional Nº 901 del Departamento de Instrucción Pública de Buenos Aires, fechado en febrero de 1874.

Estamos, prácticamente, ante la partida de nacimiento de nuestra Escuela.

Durante la presidencia de don Julio Argentino Roca, un decreto nacional dispuso la autonomía del Departamento Agronómico, el cual se convirtió, en 1881, en la Escuela Nacional de Agricultura de Mendoza. En atención a las necesidades de la época, los alumnos se recibían de capataces agrícolas, con dos años de estudios y de Peritos Agrícolas aquellos que cursaban seis años.

Relacionada siempre con episodios señeros de nuestra historia grande y también con episodios locales, la Institución avanza en el tiempo, acompasando sus planes de estudios y programas a los cambios que paralelamente se producen en el mundo de la producción y del trabajo. También hay desplazamientos por el espacio físico, esto es, por el territorio capitalino.

En 1939 se produce en Mendoza uno de los eventos de mayor trascendencia social y cultural del siglo hasta el momento: la fundación de la Universidad Nacional de Cuyo; en sus aulas se formarán técnicos y profesionales y se impulsarán también las ciencias y las artes. A partir de la creación de la Universidad, la quinta pasó a depender de ella como parte integrante de la Facultad de Ciencias.

FOTO: Alumnos Liceo Agrícola y Ecológico, UNCuyo. 1943 (Fuente archivo del MCNL)

El desde entonces llamado Liceo Agrícola y Enológico “Domingo Faustino Sarmiento”, otorgó a sus egresados el título de Perito Técnico Industrial y Bachiller Enotécnico; más adelante el título fue reemplazado por el de Bachiller y Agricultor Enólogo. Con la aprobación de un nuevo plan de estudios se cambiaría el título anterior por el de Bachiller, Agrotécnico y Enólogo. En medio de la consternación de toda la sociedad mendocina, en el año 2000, reciben sus títulos de Enólogos, los alumnos de la última promoción. Simultáneamente se pone el punto final a un modelo educativo, centrado en seis años de estudios, que había demostrado durante décadas su destacado nivel excelencia.

Durante los últimos tramos del siglo XX se habrían de generar profundos cambios en los establecimientos educativos de la Universidad Nacional de Cuyo. Bajo el imperativo de la Ley Federal de Educación, se habrán de sacudir, tanto en lo curricular como en lo social, las estructuras de los Colegios dependientes de nuestra Universidad. En el año 1995 y por decisión de la Asamblea Universitaria se trazan los primeros diseños del proceso de transformación educativa de los cinco Colegios de la U.N.Cuyo: el Liceo Agrícola y Enológico, la Escuela de Agricultura de General Alvear, el Colegio Universitario Central, la Escuela de Comercio Martín Zapata y la Escuela del Magisterio.

Tal como lo prescribe el Estatuto de la Universidad, en el artículo 102, los establecimientos se convierten en Polimodales, dada su condición de “campos de experimentación pedagógica y escuelas modelos en todos sus aspectos”. El viejo diseño que abarcaba seis años de estudios se redujo a tres y de este modo se habría de ajustar a la propuesta de la Ley Federal.

El Liceo se abocó al estudio de las orientaciones que le permitieran optar por las Modalidades más acordes con su historia institucional. Después de manejar una serie de variables tales como la pertinencia de cada una de ellas, la correspondencia con las demandas del medio, la correlación entre los recursos humanos y científico-técnicos con los que contaba, y a partir de una encuesta realizada a directivos, docentes, no docentes, personal auxiliar, alumnos, resuelve incorporar las siguientes modalidades:

  • Ciencias Naturales.
  • Producción de Bienes y Servicios.


FOTO: Jose Lorca  y el Museo en 1943. (Fuente: Archivo del MCNL)